Se concretó la quinta mesa de trabajo por el agua, invitados por Seremi Agricultura, Seremi MOP, Encargada Regional DGA y el Encargado Regional CNR.

A esta cita acudieron más de 20 representantes de diferentes Juntas de Vigilancia de la Región del Maule, directores desde Curicó a Linares.

La reunión comenzó con una exposición por parte de Paula Castro, Encargada Regional DGA, sobre la actualización de la escasez hídrica y sus medidas para enfrentarla.

Su primera presentación fue respecto a los caudales de la región, siendo el Río Lontué y Rio Mataquito, los más graves en respecto a su disponibilidad de agua, lo que refleja que el Muale Norte está siendo el más afectado por la sequia.

Por lo mismo, es que la DGA tiene implementada la teledetección para el Río Lontué y Teno, para lo que pidieron a las OUA y Juntas de Vigilancia incentivar a los regantes a presentar el formulario de solicitud de extracción, evitando así los sansonatorios por extracción ilegal de agua, ya que, además otra de las medidas tomadas por la DGA, es el reforzamiento al programa de fiscalizaciones sobre la usurpación de las aguas, para lo cual han aumentado la dotación de personal, para así evitar en mayor medida el robo de agua entre los regantes.

Por otra parte, una de las mayores preocupaciones de la Autoridad, es que no han recibido solicitudes de extracción por decreto de escasez, lo que quiere decir que hay personas que están haciendo uso de aguas que no tienen aprovechamiento de ellas y para eso existe un formulario de autorización transitorio, y para lo que ellos se comprometieron con resoluciones expeditas de los permisos para extraer agua al amparo del decreto de escasez hídrica.

Con respecto a la CNR comentan que en el 2019 se tecnificaron 4.200 hectáreas en la Región del Maule, favoreciendo a más de 13.000 usuarios.

En la Ciudad de Curicó, se bonificaron 83 proyectos, donde se beneficiaron 1.140 personas y se tecnificaron 680 hectáreas.

Para este año 2020, cuentan con 300 millones disponibles para activa riego, que son fondos para estudios de nuevos proyectos aportados por convenio entre Gore Maule y la CNR.

Finalmente, las Autoridades pidieron la opinión al respecto de la situación extrema que se está viviendo, para así poder avanzar con nuevas medidas que ayuden a sobrellevar la sequia de la mejor manera posible y con la mayor cantidad de herramientas posibles, mostrando la mejor disponibilidad por parte de todos los regantes, representados por sus OUA y Juntas de Vigilancia.